“Todos somos necesarios para conseguir un mundo más justo a la medida del ser humano”, Pedro R. Mondelo, director de la ORP

Pedro R. Mondelo es director de la Fundación Internacional ORP, organización que apunta a la innovación, así como con la promoción de servicios de difusión del conocimiento en materia laboral, económico y social. En la actualidad dirigir la fundación implica estar al frente de una red colaborativa entre organizaciones de todo el mundo, intercambio de profesionales, congresos y multiculturalidad que acopia experiencias en las cuales el bienestar de las personas es el centro de interés.

Durante una entrevista realizada al Dr. Mondelo, en Barcelona en el mes de setiembre, en su oficina situada en la Universidad Politécnica de Cataluña, el equipo del Centro de Comunicación de las Ciencias accedió de primera a mano a conversar sobre los valores, proyecciones y pareceres tanto a lo que respecta a la ORP como a los temas trascendentales que, a criterio del profesor Mondelo, marcarán el futuro inmediato del trabajo, la educación, así como sobre los desafíos que derivan de la constante revolución digital; un incesante proceso que moldea escenarios a los cuales necesariamente debemos adaptarnos.

Cuando pensamos en nuevas tecnologías tendemos a visualizar productos novedosos herramientas, avances médicos y aparatos de todo tipo, pero… ¿cómo afecta ello al ámbito laboral?

A mi modo de ver lo que va a diferenciar de manera crítica será el tiempo de implantación, por ejemplo, la Revolución Industrial centrada en la máquina de vapor duró 200 años, incluso algunos países siguen atravesando estos cambios. Con la revolución de la IA, robots, cobots y del conocimiento realizaremos más cosas en menor tiempo. Los países que no suban al carro, que no digitalicen procesos y no faciliten los medios necesarios a sus trabajadores se verán afectados, pudiendo no estar a la altura de los nuevos escenarios.

Al comparar el tiempo, inversión y recursos requerido entre la Revolución Industrial y la digital; esta última no presenta iguales necesidades ¿es esta una oportunidad para las naciones de nivelar la generación de trabajo, productos y valor en los mercados?

Totalmente, antes necesitábamos maquinarias, gran consumo de agua y gigantescas fábricas; la actualidad, de cierta manera, nos ha igualado. Tú y yo tenemos el mismo móvil que una persona en Sierra Leona, estamos en un momento donde la tecnología nos empareja y con una buena conexión a la red podemos generar grandes cosas. ¿Qué es lo que andamos buscando?, pues hoy en día lo que buscamos es talento.

¿Cómo generamos o encontramos el talento, la idoneidad y capacidad que el mundo necesita en cuanto a los sistemas actuales y venideros?

Por hoy no sabemos dónde está el talento, hasta ahora es un proceso azaroso. Bien pude nacer en un pequeño poblado de Paraguay el futuro Premio Nobel de aquí a 20, 25 años… o bien en Barcelona o en cualquier lugar. No hay una escuela de Premios Nobeles, pero debemos aprovechar esa fuerza innata y brindarle las herramientas para su desarrollo.

¿Es posible aventurarse a describir una futura revolución o asociar procesos a la actual y que estos generen cambios trascendentales para la humanidad?

A mi modo de ver, lo más importante de lo que se avecina es la revolución de la educación. Los gobiernos tienen que dedicarse a formar a sus ciudadanos desde el punto cero, nosotros creemos que lo más importante es una gran educación infantil, es ahí donde los gobiernos deben poner todos los recursos, incluso es infinitamente más importante destinar esfuerzos a esta etapa que a la universitaria. La gran revolución está en el inicio, una vez que llegan al circuito académico ya está montada una estructura. Hay potenciales futuros genios que están naciendo en todas partes del mundo y no debemos dejarlos fuera del sistema.

Abstrayéndonos al mundo laboral, cuáles serían los puntos delicados, o si se quiere negativos, que las nuevas tecnologías podrían suscitar

Por su puesto, la cantidad de avances y el contexto actual presentan una gran dificultad que es la ética, la privacidad… cómo logramos saber todo sobre un trabajador; desde su ADN hasta sus problemas personales y a la vez tener cuidado de no sobreprotegerlo. Si una persona de edad avanzada tiene propensión genética al alzhéimer posiblemente no sea contratada, entonces, cómo hacemos para proporcionar un ambiente laboral eficiente y saludable, pero por otro lado no quebrantar el sello de privacidad individual; debemos reflexionar y generar un gran debate al respecto.

Finalmente, cuál es el orgullo de la ORP, qué le han enseñado al mundo ya sea desde su renombrado congreso internacional o colaborando con mejorar aspectos en campos específicos de su quehacer

Definitivamente es la traza multicultural, haber enseñado a la gente que sin importar el país que sea, el PIB, el nivel de desarrollo que sea todos tienen algo importante que comunicar y que el resto necesita. Con nuestros congresos, que a diferencia de varios otros no son unidireccionales, demostramos que no existe un mundo del saber y del no saber en condiciones de trabajo, hay solo realidades y procesos diferentes. Estamos orgullosos de haber calado en la conciencia de la gente de que todos somos importantes, todos somos necesarios para conseguir un mundo más justo a la medida del ser humano.

Últimas novedades

Concluyó el Ciclo de Conversatorios “Innovación y sostenibilidad en el enfoque del diseño contemporáneo”
24 de noviembre de 2022By
El director de Investigación, Dr. Fredy Génez, representará a la UPAP en la XXIII Jornada de Derechos de Aguas
24 de noviembre de 2022By
Primer encuentro del Ciclo de Conversatorios “Innovación y sostenibilidad en el enfoque del diseño contemporáneo”
17 de noviembre de 2022By
UPAP participó del Primer Rodeo Internacional de Electricistas
17 de noviembre de 2022By